Esta vivencia es un viaje al pasado, en el cual los visitantes serán transportados al año 1200 d.c., a través de un conjunto de experiencias sensoriales; el color del fuego, el sonido de espadas que se funden en una batalla, representada por guerreros vestidos con armaduras y la música que inicia la fiesta, la cual es el entusiasmo para las doncellas que nos deleitarán con la viveza de sus bailes. Las gaitas a lo lejos, nos entregan el reposo necesario para degustar el banquete medieval y sus brebajes, impregnados de sabores de la época; todo esto acompañando a la figura arquetípica erguida en medio de este espectáculo, El Castillo del Agua Clara, el cuál a través de sus almenas dejarán entrever el encanto de la época medieval.

HACER RESERVAS A:

Contactos

Minimo 25 personas

Anticipación de reserva 10 días.